EL HIMNO

Conteniendo la florescencia de ideas y sentimientos que viven y se agitan en los hombres, se consolidan y concretan en las estrofas del Himno a Pujilí, que fuere adoptado en Octubre de 1.952, siendo Presidente del Ilustre Concejo Municipal el Señor Manuel Rosalino Ruiz, cuyas notas fluyen ardorosas y espontáneas de los labios ciudadanos, cálida expresión de recuerdo para las glorias del ayer, no existiendo palabras más significativas que aquellas que se vierten en los versos musicales la intensa emoción de sus vidas, profetizando la valía de su estirpe, cimentando la fe en el porvenir, descubriendo la añoranza de sus hijos que por el infinito amor a su terruño jamás quisieran alejarse de él.

Fue el Señor Don. Antonio Aristarco Jácome, educador y escritor que plasmó en el papel la inspiración del Himno a Pujilí, y artistas de renombre, con vastos conocimientos de expresión de amor, nacido de lo más profundo de su ser, equilibraron las notas en las cuerdas del pentagrama musical, reviviéndole de armonía y melodía la inspiración del insigne poeta pujilense.

El Sinchaguasín, eterna elevación desgastada por el tiempo,  se ha convertido en el centinela perenne y accesible mirador, que alzado ante la magnificencia de su naturaleza ambiental, es la expresión física, legendaria que abre el corazón y la esperanza, de donde se puede aprecia, el majestuoso e histórico Torreón Municipal con sus resonantes campanas anunciadoras de paso del tiempo, la legendaria Iglesia matriz, sus pintorescos alrededores llenos de fe en su porvenir, es razón más que suficiente para que la Ilustre Municipalidad llena de optimismo y recuerdos imborrables escritos con rasgos indelebles de al gloria cantonal, haya incrustado en sus faldas el “ESCUDO”, para hacer reconocer al infinito que es el símbolo más preciado de una ciudad señorial.

 

Bibliografía

Pujilí: Ayer, hoy y Siempre

Lic. Jorge Gerardo Rubio Yépez

 Himno Descargar

Información adicional